De Superman a La Liga de la Justicia

Superman apareció por primera vez en la tira cómica Action Comics n°1 en junio de 1938. Está considerado como el primer superhéroe y es visto como un ícono cultural estadounidense. El éxito inicial del personaje influenció la creación de varios personajes similares y así se creó a Batman en 1939, el Capitán América de Marvel y el Capitán Marvel de DC en 1940 y muchos más superhéroes que defendían la justicia.

De esta forma, el mundo empezó a disfrutar de los poderes y hazañas de cada superhéroe, conociendo las fortalezas de cada personaje. Aparecen también nuevos villanos alienígenas en la Tierra, enormemente poderosos que buscan poner en jaque la supervivencia de todo el planeta.

Lo cierto es que los héroes más grandes del mundo fueron incapaces de derrotar a esta amenaza alienígena de forma individual. Superman, el Detective Marciano, Flash (Barry Allen), Linterna Verde (Hal Jordan), la Mujer Maravilla, Aquaman, y Batman decidieron colaborar juntos como un equipo para derrotar a la invasión de Appelliax. Estos héroes entonces vieron que trabajando juntos como la Liga de la Justicia de América, trabajaban armoniosamente y que si bien como individuos ganaban algunas batallas, apoyándose en las fortalezas de otros superhéroes podían repeler la invasión extraterrestre.

Uno de los retos más importantes del gerente del proyecto no es solamente ser un gran líder del equipo, sino ser un gran creador de equipos que funcionen para el logro de los objetivos de los proyectos. Los equipos productivos y exitosos son aquellos que son capaces de mantener una dinámica positiva y unirse para lograr objetivos comunes.    Para gerenciar con éxito un equipo, los gerentes de proyectos deben entender las personalidades, las relaciones y las habilidades de cada individuo. Es muy fácil enfocarse en los defectos y debilidades de los miembros del equipo, lo difícil es poder concentrarse en las cualidades y fortalezas de cada individuo y coordinarlos para el éxito del equipo.

Son muchas las reglas y estrategias para crear un equipo, pero concentrémonos en algunos elementos básicos de todo trabajo en equipo:

Compromiso: informa los objetivos del proyecto y establece un objetivo común para todos los integrantes, de manera que todos entiendan que sus acciones tienen un resultado y un impacto sobre el proyecto. Crea un sentido de unidad por un interés común, promoviendo la orientación al logro.

Complementariedad: identifica los roles de cada individuo del proyecto, las destrezas, capacidades y experiencias de manera de potenciar los esfuerzos del equipo, disminuyendo los errores y aumentando la eficacia de los resultados. Hacer esto requiere una comprensión a fondo de los individuos del equipo, sus talentos, habilidades y pasiones para delegar adecuadamente las tareas a los miembros del equipo.

Confianza: toma decisiones en grupo, confiando en las habilidades de los demás y creando un ambiente donde todos hacen su mejor esfuerzo. Los proyectos de todos los tamaños y complejidades tienen sus obstáculos y en los equipos efectivos el problema de uno es el problema de todos. Todos los integrantes del equipo deben identificar con precisión al individuo que puede ayudar a resolver un problema de manera rápida y eficiente.

Coordinación: dirige a las personas individualmente y como equipo de proyecto. Lo importante es no actuar como islas, sino que el gerente de proyecto cree la sinergia necesaria para la creación de valor con el proyecto. El gerente empodera a cada miembro del equipo, coordina la interdependencia de roles y coordina la eliminación de obstáculos con el fin de llegar a la meta.

Comunicación: como gerente de proyecto, es esencial comprender y visualizar todo el panorama de un proyecto y transmitirlo eficazmente a todo el equipo del proyecto. Una vez que un líder es capaz de comunicar con éxito este mensaje, cada individuo del equipo del proyecto puede comprender más a fondo la importancia de su papel y contribuir a los resultados finales. Es fundamental mantener informados a todos los integrantes del equipo y respetar las ideas de todos mediante una comunicación clara, específica y detallada.

     En todo proyecto tenemos superhéroes, pero sin la complementariedad y compromiso del equipo de trabajo no lograremos los objetivos para el proyecto. Hasta Superman entendió que aún con todos sus súper poderes, el impacto más significativo de La Liga de la Justicia está en el hecho de alcanzar más cosas juntos de manera más eficiente que de forma individual.

Feliz  semana!

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s